viernes, 28 de diciembre de 2012

El referente MANcillado

EL REFERENTE MANCILLADO

SANTIAGO PAZOS

FOTO TOMADA PRESTADA DE WIKIPEDIA 

(El día de los inocentes de hace 10 años, coincidiendo con la muerte del Alemán de Camelle a consecuencia del desastre incompetente del Prestige, escribí una columna radiofónica, con este mismo título, que recupero hoy porque creo que no ha perdido actualidad, aunque he de reconocer que algunas cosas se han hecho bien para preservar el legado del artista. El museo que lleva su nombre en Camelle cataloga sus trabajos, se celebra un seminario anual para profundizar en la importancia de su obra, y hoy se trasladan sus cenizas, como él quería, a la choza donde vivió. Seguramente se podía hacer mucho más, pero por lo menos no lo hemos ahogado en el mar del olvido.)


Mientras enterraba su memoria adolescente entre las olas, Man rescataba de las fauces del océano recuerdos ajenos para limpiarles el alma y, renovando su presencia, darles un descanso dignificado ante el apresurado mundo del olvido en que hemos convertido la sociedad actual. Su propia desnudez era la cruz de un hombre que quería recuperar su naturaleza, la búsqueda (me atrevería a decir que al estilo de J. Beuys) de unas raíces antropológicas que el ser humano ha perdido. Como diría Fernando Pessoa, sin ambiciones ni deseos para encontrar mi manera de estar solo.
No haré una valoración artística del legado que Man ha dejado en Camelle porque no lo conozco suficientemente. Me interesa sobre todo como referente cultural y vital, como imagen viva de un modo de entender el mundo desde el punto de vista del hombre no-depredador. Man no tiene nada que ver con nuestro mundo y, por eso, intentan enterrarlo bajo una pesada losa sin su nombre escrito.
Los hombres sin referentes son como páginas en blanco de un libro que nunca será escrito, los pueblos sin historia son lugares sin nombre que nadie recordará jamás. Man debiera convertirse en un tótem que recordase nuestras procedencias ancestrales, nuestra simbiosis con el mundo natural, el respeto por la madre tierra, y la conciencia comprometida con el medio ambiente a través del arte con mayúsculas, la vida.
El ejemplo de Man es la dignidad de un hombre que sólo se llevó a la tumba su traje de faena, el taparrabos que vestía por imperativo social. Su desnudez era toda su riqueza, su obra era social sin contrapartidas, sin intereses. Todo lo que recogía debajo de las faldas del mar se lo regalaba al mundo con un plus de belleza añadida.


El paulatino saqueo de su capilla abierta es culpa de la desidia generalizada, de la patente falta de sensibilidad individual y colectiva de una sociedad que no quiere tener memoria.
Para el Gobierno central, Man y Camelle son un átomo perdido en el mapa de España, para la Administración autonómica una responsabilidad moral que no quieren asumir, para la Diputación provincial un asunto de protección ajena, y para el Concello de Camariñas un “quítame esas pajas de la puerta que no son de mi competencia”. Y el ciudadano común, harto de pagar el mantenimiento de instituciones representativas en las que delega la defensa de sus intereses, asiste impávido a un espectáculo pendenciero en el que su riqueza cultural y su potencial de crecimiento, su identidad espiritual y sus referentes existenciales, son quemados en la pira del abandono más mezquino.
Mientras nos lavamos las manos como Pilatos, la culpa será de uno cualquiera que, pasando casualmente por allí, rescató una joya de un estercolero. Un capítulo más del vilipendiado desarrollo sostenible.




sábado, 15 de diciembre de 2012

¡SIENTE A UN RICO A SU MESA!

(NOTA DEL EDITOR: No están las cosas para muchas campanadas, pero es un placer poder reunir en intrusosenlared, extrañamente navideño, a Alfonso Castro, mi hermano del alma, periodista y mejor poeta, con un artículo que me trae tantas imágenes y contrastados sentimientos a la memoria y al amigo Juan José Barro (JUJOBACA), buen ilustrador y maestro de la retranca. Arteixo y Puertollano unidos por la fina línea de la ironía. Gracias mil y mi reconocimiento para ambos.)


¡SIENTE A UN RICO A SU MESA!
TEXTO: ALFONSO CASTRO
ILUSTRACIONES: JUAN JOSÉ BARRO




No hace mucho tiempo en la España secuestrada por los militares fascistas se puso de moda entre las clases pudientes un proceder vergonzoso y humillante, vendido desde el Poder como un sentimiento de caridad cristiana hacia los más necesitados, que consistía en invitar a cenar en un día tan señalado como la Nochebuena a un pobre de solemnidad, para de esta manera limpiar los agasajadores su (presumiblemente mala)  conciencia de enriquecidos.


Comportamiento tan peculiar tuvo su origen en pleno Franquismo, con la complicidad de la Iglesia Católica de entonces, fruto de la ocurrencia de algún preboste del Régimenque tomó carta de naturaleza en una campaña/consigna mediática de pseudopolítica social, de infame título (Siente a un pobre a su mesa), lanzada a los cuatro vientos por los mentores de la Dictadura allá por los años 50, que fue bien acogida por la burguesía y la aristocracia de la época.

La campanuda consigna debió calar hondo en numerosos hogares biempensantes de la piel de toro, aunque no debió durar muchas Navidades, pues el maestro Luis García Berlanga se encargó en 1961 con su habitual chanza de cortocircuitar semejante exabrupto en su genial y sarcástica películaPlácido, que estuvo nominada en los Oscar de Hollywood y a la Palma de Oro del Festival de Cannes.


En tan bello y esperpéntico retrato social cinematográfico, como recodarán los lectores que hayan tenido la suerte de ver el film, a raíz de una subasta caritativa de una empresa de ollas de cocina, uno de los pobres seleccionados, invitado a la cena de Nochebuena de una familia pudiente de una pequeña ciudad de provincias, sintióse indispuesto en el ágape, falleciendo repentinamente, avivándose así aún más el humor negro del film.

Felizmente la desdichada ocurrencia de las fuerzas vivas del Régimen pasó pronto a la Historia Negra del país, aunque en algunos reductos familiares conservadores siguiese cundiendo el mal ejemplo algunos años después, seguramente hasta que los pobres se cansaron de ser tan vilmente utilizados, al tiempo que tomaban cierta conciencia de clase explotada.



Con el correr de los tiempos y tras el albur de la Democracia, los ricos de ahora no son tan pusilánimes y han aprendido bien de sus propios errores y de sus infamias. Saben que aún cargan con el pecado y que, temprano o tarde, tendrán su penitencia.

Los últimos datos de la Encuesta de Condiciones de Vida de los Españoles, difundidos este año por el Instituto Nacional de Estadística, no dejan lugar a dudas sobre el injusto reparto de la riqueza que el Sistema genera en plena crisis económica y social, con el 25% de la población activa (unos 5 millones de ciudadanos) en situación de desempleo.

Nada menos que el 21,1% de los españoles vive por debajo del umbral de riesgo de pobreza, estimado en 625 euros mensuales por familia, siendo los más pequeños de edad (más de 2,2 millones de niños) los mayores paganos de la explosiva situación.

Al otro lado del reparto de la riqueza se sitúan los pudientes, los adinerados, muchos de ellos practicantes de la caridad -todo hay que decirlo-, pero enemigos acérrimos de modificar el eterno status quo de pobres y ricos.

Según diversas estadísticas, en torno al 10% de los españoles acaparan el 41,9% de la riqueza nacional. De ellos un 1% disponen de hasta el 18,3% del total de esa riqueza y aún precisando más, las 200 familias más enriquecidas del país suman un patrimonio por encima de los 135.000 millones de euros.

Un patrimonio que, obviamente, va a más año tras año a falta de una política fiscal más justa y progresiva que los sucesivos gobiernos que han regido el país han preferido ignorar, manteniendo una estructura financiera que permite a las clases pudientes invertir en las Sociedades de Inversión Mobiliaria de Capital Variable (las famosas SICAV) con una tributación de sólo a un vergonzoso 1%.



Así las cosas y echando mano de ese originario espíritu navideño –antagónico del voraz consumismo actual que envuelve la Navidad- de celebrar el nacimiento de Jesús para redimir el mundo, de fraternales deseos de paz, amor, felicidad y solidaridad hacia toda la Humanidad, permítanme que les revele una especie de sueño cristiano -y que silencie otros, en clave pagana, que me guardo para mejores ocasiones-: la puesta en marcha de una nueva campaña social de Navidad, esta vez reivindicativa, no caritativa y antagónica de la que rigió en España hace más de medio siglo.

Una campaña navideña, no menos campanuda que aquella otra de laOprobiosa, con propósito de permanencia en el tiempo, ideada y orquestada por los movimientos sociales cristianos de base más combativos del país, tolerada por los Gobiernos de turno y con un título que no habría que rebuscar más allá de la memoria colectiva reciente: ¡Siente a un rico a su mesa!

Los anfitriones bien pudieran ser las familias más necesitadas de todo -hasta del mínimo hogar en el que compartir las penas-, que con sus escasas viandas compartidas debatirían con los invitados de postín sobre el desigual reparto de la riqueza en España y en el orbe entero, sobre la desobediencia reinante a cerca de lo esencial de la Doctrina social de las Sagradas Escrituras, recordándoles al tiempo la célebre frase de Jesús, recogida en los Evangelios canónicos del Nuevo Testamento, escritos por Marcos, Mateo y Lucas “ Más fácil es pasar un camello por el ojo de una aguja, que un rico entrar en el reino de los Cielos.”

¿Qué nos depararía esta nueva campaña? No puedo contarles más detalles porque un brusco despertar acabó con el sueño al poco de comenzar… Pero mucho me temo que apenas tendría la más mínima aceptación de parte de los enriquecidos destinatarios –que la considerarían demagógica, como todo lo que no les cuadra en su universo de intereses-, salvo contadas excepciones de posibles arrepentidos y de éstos a más de uno posiblemente se le atragantaría el menú con tan dialéctico debate y tendría hasta la suerte de llegar a tiempo a un hospital y no fallecer en el suceso.



lunes, 10 de diciembre de 2012

MOINANTES

MOINANTES
SANTIAGO PAZOS

La semana pasada se presentó en Carballo un equipo de reporteros del programa "Callejeros" de Cuatro TV para realizar un reportaje sobre los moinantes. Según me contaron, en una agradable charla que tuve con ellos gracias a la invitación de unos amigos comunes, habían recibido una serie de correos electrónicos solicitándoles que se ocupasen del tema.
Aunque conocían la existencia del "Estudio socio-demográfico da poboación marxinal do Concello de Carballo" realizado por un Obradoiro de Socioloxía dirigido por Luís Cuntín y el trabajo de Julia Regueiro "Segregación social e espacial cara os moinantes en Carballo", no tenían claro si se trataba de una etnia definida o de un colectivo marginal con ciertas características genuinas.
Después de una visita al Monte del Carmen y al Sisto (principales enclaves habitados por los denominados moinantes en Carballo), decidieron suspender el reportaje al no encontrar material de interés para el tipo de programa que hacen.
Bueno, allá ellos. Yo sí creo que merecen un buen reportaje si se enfoca desde otras perspectivas. Por eso recupero un artículo que publiqué en 2004 en el que reflexionaba sobre el asunto dentro de un tema más general que se refería a los problemas de seguridad en la zona.
Mi postura en cuanto si son una etnia o no, sigue siendo la misma. Desde mi punto de vista carecen de características claves para considerarlos como tal. No tienen rasgos físicos particulares, no cuentan con cultura propia, ni tampoco una lengua diferente más allá de un pobre argot, y tampoco cuentan con ningún tipo de rito religioso específico. Ahora bien, como colectivo marginal tiene algunas características propias que los diferencian de otros colectivos y es ahí donde se debe investigar y actuar en consecuencia para lograr una integración que en algunos aspectos ya se está produciendo. Y sin duda se puede y se debe hacer más de lo que se está haciendo para conseguirlo.
Espero que no resulte muy engorrosa su lectura. Salud






A continuación podéis leer el primer artículo publicado dedicado a la situación de seguridad ciudadana en Carballo por aquella época y no muy distinta a la actual.

















miércoles, 14 de noviembre de 2012

14 N (A CORUÑA)

14 N
(MANIFESTACIÓN HUELGA GENERAL)
PLAZA DE MARÍA PITA
A CORUÑA

lunes, 12 de noviembre de 2012

PRESTIGE




TRECE DE NOVIEMBRE DE 2002
SANTIAGO PAZOS


Hace diez años, en mi sección mensual de La Trastienda de El Periódico de Bergantiños, publiqué el artículo que podéis leer más abajo. En aquel momento los sentimientos de rabia y de impotencia dominaban todas mis reflexiones.
Lo rescato porque tristemente hoy podría escribir las mismas cosas y seguir de actualidad. En realidad, poco o nada ha cambiado desde entonces.
Y los culpables e incompetentes (propietarios, técnicos y políticos) que causaron la tragedia ni han pagado, ni creo que paguen nunca, por mucho que por fin se haya iniciado el juicio por la catástrofe.







sábado, 3 de noviembre de 2012

"El Nacional" de Els Joglars

(FIOT 2012)
XXI FESTIVAL INTERNACIONAL OUTONO DE TEATRO DE CARBALLO

SOMOS LA RESISTENCIA
(A propósito de “El Nacional” de Els Joglars)

SANTIAGO PAZOS


En “El Nacional”, Boadella no deja títere con cabeza. Sus dardos satíricos atacan a políticos, banqueros, funcionarios, críticos de teatro, actores profesionales, y a Wagner. “Todos los excesos conducen a Wagner”. Críticas hechas con sarcasmo, con una fina ironía impregnada de esa sutileza que tienen los buenos autores no necesitados de palabras gruesas para cargar sus discursos de la acidez y la denuncia más devastadora e iconoclasta.
Mucho habría que discutir sobre los excesos y vicios de la cultura subvencionada, pero estar más o menos de acuerdo con el discurso crítico de Boadella no añade o quita importancia a su trabajo como autor y director teatral. Con “El Nacional” demuestra que controla todas las esencias del buen teatro, el texto, la puesta en escena, la dirección de actores. Y todo hecho con una elocuencia y generosidad sobresalientes.
¡¡¡Somos la resistencia!!! Grita Don José, el viejo acomodador convertido en loco redentor de las esencias del arte, entre las ruinas de un teatro de la ópera que representa los rescoldos de los excesos de la cultura oficialista y de la megalomanía política en épocas de bonanza económica. (Algo sabemos los gallegos de esas historias de mausoleos ególatras).
Y como “todo el mundo sabe enterrar a un muerto menos un sepulturero”, la recuperación de las esencias del verdadero teatro, su renacimiento, vendrá de la mano de los descamisados, de los parias de la tierra que no están ni asilvestrados, ni corrompidos.
El escenario del auditorio del Pazo da Cultura de Carballo parecía más grande, de lo que en realidad es, con esa escenografía de ópera bufa donde los nueve actores, nada menos, se movían con soltura sin peligro de invadir espacios ajenos, mientras la música, enlatada o en directo,  de los fragmentos de Rigoletto y algunas arias de otras óperas, iba ocupando el espacio con todas las voces en directo. Claro que con actores y cantantes de ese calibre todo lo bueno puede ocurrir sobre un escenario.
Empezando por un magistral Ramón Fontseré (actor principal y nuevo director de Els Joglars) con todos sus registros de voz y movimientos a disposición de una perfecta interpretación de Don José. Con Begoña Alberdi, en su doble papel de soprano y limpiadora, buena actriz y mejor voz. Y podemos seguir con alabanzas justificadas, y merecidas, para Jesús Angelet, Enrique Sánchez-Ramos, Pilar Sáenz, Minnie Marx, Dolors Tuneu, Xavi Salas y Lluís Olivé.
Gustaron, y mucho. No sólo por el peso de la púrpura, que lo llevan por derecho propio y por su larga trayectoria histórica (50 años), sino sobre todo por su profesionalidad. Y desde luego, tanto el FIOT, como los aficionados de Carballo, no olvidaremos fácilmente este acontecimiento teatral que clausuró su XXI edición.
Salud   

viernes, 2 de noviembre de 2012

Fotos Concurso Teatro Lido

(FIOT 2012)
XXI FESTIVAL INTERNACIONAL OUTONO DE TEATRO DE CARBALLO

XII Concurso Escolar de Teatro Lido  “Xosé Manuel Eirís”
(FOTOS DE LOS GRUPOS FINALISTAS)



Peter Punk, presentador de la gala, 
con los miembros del jurado



1ª CATEGORÍA
(Grupos de niños de hasta 10 años)

1º PREMIO: 
"Paco Papán" de Nós de papáns nada
Colegio Fogar de Carballo


2º PREMIO: 
"O león enfermo" de Somos Nós
CEIP Canosa Rus


1º ACCÉSIT: 
"En París nunca é noite" de Coscorro
Colegio Artai de Carballo


2º ACCÉSIT: 
"O país dos mandóns"
Escuela Municipal de Teatro de Malpica



2ª CATEGORÍA
(Grupos de niños a partir de 11 años)

1º PREMIO: 
"A toupiña que quería saber quén lle pusera aquilo na cabaza"
de Os Bule-Bule...E sigue Bulindo
Colegio Fogar de Carballo


2º PREMIO:
"Sopa de sarope de amora"
Escuela Municipal de Teatro de Cabana


ACCÉSIT:
"Academia de maxia" de Os magos do San Luís
CEIP San Luís Romero de Carballo






 (FOTOS DE ANA ISABEL PAZOS NOYA)











miércoles, 31 de octubre de 2012

"Fingir" de Colectivo 96º

(FIOT 2012)
XXI FESTIVAL INTERNACIONAL OUTONO DE TEATRO DE CARBALLO

OSAMENTAS ESCÉNICAS
(A propósito de “Fingir” del Colectivo 90º)

SANTIAGO PAZOS



No es novedoso, hace mucho tiempo que dentro de la propia escena, y también en sesudos estudios de investigación, autores, directores y actores, se preguntan el porqué de su trabajo, el nivel de compromiso de su profesión con la sociedad, o el papel que debe jugar el público más allá de su tradicional posición de simples mirones. Y quizás no con esa pasión, pero sí con notable interés, muchos espectadores nos cuestionamos también esa tradicional división de roles y nos sentimos cómodos en nuestro papel de coprotagonistas.
En el caso de “Fingir”, el Colectivo 90º nos presenta el teatro al desnudo. Sin ningún tipo de trama o discurso conceptual. Nos enseña el esqueleto, la osamenta que los actores utilizan para engañar al espectador, para mostrarnos como real lo que sólo está en nuestra imaginación. Y como en un divertido juego nos descubren sus trucos y sus artimañas usándonos como cómplices imaginarios y, en cierto modo, desechables.
Sus intérpretes, Lidia González Zoilo y David Franch, son excepcionales. Con mucha naturalidad, y con una desinhibida y espontánea sencillez, enganchan al espectador desde el primer momento y no lo sueltan hasta que hacen mutis por el foro desentendiéndose de los aplausos. A ella la conocimos como Macarena Recuerda el año pasado (ver comentario en intrusosenlared) y nos sorprendió por su profesionalidad. Y en “Fingir” se nos presenta con otro registro igual de sobresaliente.
Si tienen oportunidad de verla, no se la pierdan. Perfecto broche final para el Ciclo OTNI 2012.
Salud   

domingo, 28 de octubre de 2012

"Viaxe a ningunha parte" de Sarabela Teatro

(FIOT 2012)
XXI FESTIVAL INTERNACIONAL OUTONO DE TEATRO DE CARBALLO

EL TEATRO VIVIRÁ SIEMPRE
(A propósito de “Viaxe a ningunha parte” de Sarabela Teatro)

SANTIAGO PAZOS


La gran proclama de Sarabela Teatro con el montaje de “Viaxe a ningunha parte” es que el teatro vivirá siempre. Y claro que vivirá siempre. En palabras de Juan Mayorga: “El teatro es el arte de la crítica y de la utopía. Es natural que sea temido por los enemigos de la democracia. Ha de ser, por supuesto, entretenido, pero su misión última es examinar posibilidades de la vida humana; es decir: examinar esta vida e imaginar otras formas de vivir. En particular, examinar el lenguaje que usamos e imaginar otros lenguajes posibles”. Y por estas y otras muchas razones su pervivencia estará asegurada.
Vivimos momentos, desgraciadamente, que el mundo de la cultura, algo tan consustancial a nuestra propia existencia como seres humanos, se siente obligado a reivindicarse. Y esta magnífica obra de Fernando Fernán Gómez es un buen instrumento para hacerlo. Es un acierto intelectual el de Sarabela hacer esta adaptación y un gran riesgo por el coste de su producción. No es ninguna broma mantener a ocho actores en escena con los tiempos que corren.
Es un montaje muy bien ambientado, con una escenografía inteligente y funcional, (quizás un tanto desaprovechada), y con una iluminación cálida que nos retrotrae con facilidad a los tiempos en los que se desarrolla la historia.
Por momentos alcanza cierto ritmo y agilidad, sin embargo, la falta de fluidez en los diálogos ensucia la interpretación haciéndola bastante mortecina y aburrida. No encuentran esa chispa cómica que algunas escenas exigen y necesitan para romper con el tono generalmente melancólico de la obra. Y los movimientos de los actores no parecen definidos con claridad. Además, quizás por falta de rodaje, era la segunda función que hacían con esta obra, se trabucaron bastante con el texto.
Aún así, se puede ver y, si me lo permiten, se debe ver, porque la historia lo merece y el empeño de Sarabela también. Quiero pensar que lo que vimos ayer era un ensayo general con público y que mejorará después de algunas funciones más. 
Salud   

sábado, 27 de octubre de 2012

"Acto cultural" de Grupo Actoral 80


(FIOT 2012)
XXI FESTIVAL INTERNACIONAL OUTONO DE TEATRO DE CARBALLO

COMO UN PAVIMENTO DE HUEVOS FRESCOS
(A propósito de “Acto cultural” de Grupo Actoral 80 )

SANTIAGO PAZOS




El Grupo Actoral 80 parece ser lo que dice ser en “Acto cultural”. Una Compañía de una Asociación cultural, o de una escuela de teatro para aficionados, con unos actores aventajados que hacen su papel muy bien.
Con todos los respetos, es un tipo de teatro que a nosotros nos parece antiguo por anticuado y amanerado por exagerado en sus movimientos, gestualidad, en su manera de declamar,  y en sus dos horas de duración con descanso.
Ampuloso, pomposo, pretencioso, prosopopéyico, redundante, enfático, presuntuoso, BARROCO. Muy, pero que MUY BARROCO. Tan inmenso y exuberante como la tierra de la que proceden, Venezuela. ¿Cosas del carácter quizás?
Un ejemplo: “Tu vida es como un pavimento de huevos frescos”, dice con un lirismo transido uno de sus personajes para definir la personalidad de otro. O como un toro, diría jesulín.
No creo que esa imagen del pavimento de huevos frescos abandone mi cerebro nunca jamás, es perfecta para definir mil y una cosas. Sin ir más lejos, para un político que maneja caudales públicos.
Lo siento, no parece que nosotros sepamos “improvisar melancolías” como para saborear una obra de esta magnitud. En serio, por la parte que me toca, lo siento.
Sin duda, algo se nos escapa… Algo se me escapa…
Salud   

"Calla y come" de La Cocina




(FIOT 2012)
XXI FESTIVAL INTERNACIONAL OUTONO DE TEATRO DE CARBALLO

UNA RELAJADA CONVERSACIÓN
(A propósito de “Calla y come” de La Cocina)

SANTIAGO PAZOS


La Cocina se presentó primero en Café con..  intentando pasar desapercibidos, con miedo a ser etiquetados, rechazando ser portadores de algún tipo de bandera que los identificara. Presentaron su propuesta contextualizándola dentro de ese proyecto que es La Fundición de Bilbao y poco más. Con sacacorchos conseguimos que explicaran algunos aspectos sobre su proceso creativo o su método de trabajo, pero siempre dejando claro que hacen teatro, sin otros calificativos, y remitiéndonos a ver la obra, el lugar y el momento en que hablan de verdad los actores.
Sin embargo nosotros necesitamos de palabras que definan lo que vemos, queremos poder poner nombre a las sensaciones que recibimos, sin ánimo de encasillar pero intentando clarificar los mensajes que recibimos.
Hacen teatro dentro del teatro (metateatro). Como en una relajada conversación, natural y cotidiana (al modo de el Proyecto Dogma), van contando al público tres maneras distintas de enfocar el acto teatral en sí mismo para acabar utilizándolo como referente de esas propuestas. El espectador cómodo y el teatro encorsetado con sus papeles bien diferenciados, el cooperativo a través de la fórmula estímulo-respuesta en el que los actores utilizan al espectador como cobaya para su interpretación, y el interactivo en el que se trastocan los espacios pasando el público, como un personaje más, a jugar un papel fundamental en el desarrollo de la obra.
Es teatro experimental. Poco a poco, sin forzar para no asustar a los más timoratos, cogen un lienzo en blanco para, dando brochazos aquí o allá y mezclando colores, ir dando forma concreta a conceptos abstractos que afectan a su trabajo como actores y al público como destinatario.
Interesante planteamiento y profundo contenido para los que nos gusta el teatro como algo más que una distracción placentera.
De las imágenes líricas con las que quisieron mostrarnos las diferencias entre esos diversos puntos de vista de hacer y ver teatro, me quedo con esa bailarina que suelta lastre sobre una mesa. Lo demás, pues bueno, bastante bien aliñado. Y las lentejas…
En definitiva, una obra muy apropiada para este ciclo OTNI (Objeto Teatral No Identificado) que se convierte en una puerta por donde entran las propuestas más frescas e innovadoras del FIOT.
Salud   

lunes, 22 de octubre de 2012

"Juicio a una zorra" de Miguel del Arco, con Carmen Machi

(FIOT 2012)
XXI FESTIVAL INTERNACIONAL OUTONO DE TEATRO DE CARBALLO

PENITENCIAS
 (A propósito de “Juicio a una zorra” de Miguel del Arco, con Carmen Machi)

SANTIAGO PAZOS


Dice Helena de Troya que hace tiempo que los dioses se aburrieron de este mundo. Y puede ser cierto, aunque el mundo no sea ni mejor ni peor que cuando se ocupaban más directamente y lo utilizaban como escenario de sus juegos y sus batallas. Lo que sí parece, por lo que vimos ayer en Carballo, es que de Carmen Machi no se olvidaron en absoluto.
Con esta Helena, Miguel del Arco confirma, siguiendo la estela de Galdós, Lorca, Gala, o en otro ámbito Almodóvar, que a las grandes mujeres las escriben mejor los hombres. En este caso cediendo la palabra a un mito legendario, un personaje muy citado como efecto colateral y poco conocido en realidad, producto del designio de los hombres y de los dioses en sus luchas de poder. Le cede las palabras y el coraje para pronunciarlas, deja que el rencor desahogue su rabia y que la leyenda tome el cuerpo de una mujer que se libera de sus miedos con valentía. Un alegato de honra muy bien escrito y estupendamente dirigido.
Y para afrontar ese reto está una Carmen Machi tremenda, sin pizca de temor al riesgo que corre, haciendo suya esa bendita penitencia. Histriónica a veces, rebelde, tierna, reflexiva u obcecada, dramática y cómica, paladea esa palabra y la modula a su antojo, bajando o subiendo el tono hasta el grito encolerizado, según le exija el texto sin un ápice de impostura. Con una bravura al estilo de Anna Magnani y haciéndose dueña del espacio desde el primer momento. Un lujo.
Los aplausos fueron largos y sentidos. Cuando uno ve a una actriz de esas características subir a un escenario y darlo todo, como ayer hizo Carmen Machi, se ríe del aburrimiento de los dioses y del dilema sobre su existencia.
Salud   

"A función do tequila" de Teatro do Morcego

(FIOT 2012)
XXI FESTIVAL INTERNACIONAL OUTONO DE TEATRO DE CARBALLO

ARQUITECTURAS TEATRALES
(A propósito de “A función do tequila” de Teatro do Morcego)

SANTIAGO PAZOS


En el fructífero Café con… que celebramos con la gente de Morcego, el director Antonio Simón expuso una teoría sobre los montajes teatrales con la que estoy plenamente de acuerdo: el espacio, el texto y la interpretación, tienen que funcionar imprescindiblemente como vasos comunicantes.
Añadiré por mi cuenta, sin extenderme mucho en este asunto, que en el teatro convencional (no entender peyorativamente) esos tres pilares se asocian buscando una armonía formal que resulte cómoda para el espectador, mientras que en el teatro experimental y otro tipo de propuestas vanguardistas tienden a disociarse formando estructuras más exigentes para el espectador.
Podemos decir entonces que la arquitectura de “A función do tequila” es un buen montaje de teatro convencional, porque aún a pesar de contar con un texto difícil, de largos parlamentos y farragoso por la cantidad de fechas y lugares que se mencionan, contiene una trama de interés histórico mezclada con grandes dosis de ficción que engancha muy bien al espectador. Si me permiten la broma, algo así como un programa de cotilleos, entre dos espías, sobre personajes de altos vuelos con traiciones y asesinatos incluidos. Sin duda, un atractivo planteamiento.
Pero si este pilar funciona bien es gracias a la interpretación excepcional de Manuel Manquiña, que da vida a un personaje poliédrico, un psicópata con sentimientos. Contenido en el tono y elegante en la forma, medido en sus gestos, con presencia y credibilidad.
Le acompañan Santiago Fernández con un logrado papel de espía americano en el que destaca esa voz entre doctoral y locutor radiofónico, y Luisa Merelas y Elina Luaces con dos pequeños pero importantes papeles que ponen la nota sensible y sentimental, con una fibra muy a flor de piel, muy sentida.
Y todo esto encaja en una escenografía del mismo director, con un tratamiento del espacio inteligente y funcional, con unas columnas torcidas muy útiles para facilitar el movimiento de los actores y parapeto perfecto para esos flashback líricos que rompen la rutina argumental, y una iluminación sugerente y equilibrada.
El uso de microfonía, justificada por el tono conversacional, le quita naturalidad y añade unos tintes de perfecto sonido cinematográfico que no me gustan especialmente, pero tampoco le resta contundencia y seriedad a esta propuesta arquitectónica que se postula como firme candidata a varios María Casares.
Salud   

domingo, 21 de octubre de 2012

"El montaplatos" de Animalario

(FIOT 2012)
XXI FESTIVAL INTERNACIONAL OUTONO DE TEATRO DE CARBALLO

CUANDO NUNCA NADIE OYE NADA
(A propósito de “El montaplatos” de Animalario)

SANTIAGO PAZOS


Como en toda disciplina artística, en el teatro también existen diversas corrientes, escuelas, movimientos. Distintas maneras de entender y de explicar el qué, el cómo, el quién y el para quién se hace. También distintas intencionalidades. Si dejamos a un lado la banalidad de cierto teatro de entretenimiento sin más pretensiones que pasar un rato distendido, lo que más caracteriza a las artes escénicas es su capacidad crítica para mostrarnos el comportamiento humano ante las múltiples circunstancias vitales que lo conforma o lo provoca. Lo puede hacer desde la abstracción o desde el realismo más cruel, desde el sarcasmo o el drama, como defensa, justificación o denuncia, pero siempre con la intención de ofrecer una mirada que rompa en mil pedazos el espejo de la apariencia. Y una vez que la función se pone en marcha puede gustar mucho o nada, a muchos o nadie, pero nada de eso restará valor al acto teatral en sí mismo. Después el espectador con todo derecho y plena libertad, asume o rechaza, aplaude o patalea, siguiendo baremos personalizados.
Lo decía muy claramente el autor de “El montaplatos” Harold Pinter:  En el teatro, la búsqueda de la verdad es la fuerza motriz, pero se trata de un objetivo huidizo, que puede surgir súbitamente, como por casualidad, por intuición, y muchas veces cuando se cree haberlo encontrado se escapa de nuestra comprensión y desaparece… Sin embargo, la verdad verdadera es que no existe tal cosa como una verdad única en el teatro. Hay muchas. Esas verdades se desafían la una a la otra, ceden una ante la otra, se reflejan, se ignoran, se retan, y son ciegas. A veces se tiene la impresión de haberla captado, pero se nos escurre de las manos y desaparece".
Por eso se me antoja que cuando Gus (Willy Toledo) exclama ese “nunca nadie oye nada” no sólo se está refiriendo a la angustia que le produce la soledad de su propio universo, también es la metáfora que refleja la frustración del autor, ¿y la súplica del ser humano en general?, en la búsqueda de una verdad que no encuentra en ninguna parte.
Pinter es un autor que disecciona a sus personajes enfrentándolos a sí mismos, haciendo que se cuestionen los motivos de su realidad más cotidiana, y como consecuencia directa su existencia. Y Animalario, por su trayectoria, es una compañía que asume retos interpretativos, que profundiza en la función que el teatro tiene, o debe tener, en nuestra sociedad más allá del simple divertimento. De ahí que no me sorprenda el montaje de esta obra.
En la representación que vimos en Carballo, la escenografía  de Beatriz San Juan te mete de lleno en el sórdido ambiente en el que se desarrollará esta comedia trágica sobre la sumisión y la rebeldía y sobre la condena de la espera permanente que se cierne sobre el hombre que no se pregunta el porqué de los acontecimientos que marcan sus impulsos vitales. Los plásticos negros que cubren las butacas invitan al espectador a sentir esa angustia y esa tensión en la que viven los dos protagonistas. Sicarios, (podrían ser cualquier otra cosa), que ven reducido su mundo a una habitación oscura y cerrada y que han perdido el control de sus actos. Acompañados por una banda sonora compuesta por los ruidos de viejas cañerías y grifos goteando, como si viviesen dentro de un vientre que no para de evacuar sus inmundicias.
Me gustó, el tono y la medida inquietante del tiempo, las frases cortadas, los silencios y las cosas que no se dicen, o las tonterías que se dicen para romper la tensa espera. Me gustó Willy Toledo, su naturalidad, su inconformismo, su tic nervioso, su manera llana de mantener una conversación a pesar de los nervios que produciría una situación tan claustrofóbica. Y no me gustó tanto la interpretación de Jesús Barranco, atenazado quizás por el reto de tener que sustituir a Alberto San Juan, y con poco tiempo de rodaje para encontrar el tono justo.
Tampoco me gustó la grandilocuencia del final, no la veo necesaria y creo que chirría y desentona con el planteamiento global de una obra que me parece, en general, una ración completa de buen teatro, de ese teatro no convencional que se hace preguntas aunque nadie las escuche ni reciban ningún tipo de respuesta.   
Salud   

jueves, 18 de octubre de 2012

RÚA DOS CONTOS


(FIOT 2012)
XXI FESTIVAL INTERNACIONAL OUTONO DE TEATRO DE CARBALLO

A RÚA DOS CONTOS
CELSO SANMARTÍN Y TRECE MÁS

SANTIAGO PAZOS

Alfred quiso comerse al gatito del cartel 
diseñado por GENDE ESTUDIOS

La edición catorce de “A rúa dos contos” pasará a la historia como una de las peores de todas las que he visto, pero será recordada, si es que era necesario a estas alturas, por el encumbramiento definitivo de Celso Sanmartín como uno de los más grandes monologuistas cómicos que existen en Galicia, que tampoco son tantos como parece. Digamos que con los dedos de una mano…
Del resto, de los otros doce que pude ver, (me perdí “Historias para contar” de Os Magníficos por coincidir en horario infantil), hubo un poco de todo y poco bueno de verdad. Ya siento decirlo porque tengo mucho respeto y admiro a la gente que decide dedicar su esfuerzo a las artes escénicas para divertir y entretener a un público cada vez más necesitado de que le roben una sonrisa, (que de lo demás ya le están dejando desnudo otro tipo de titiriteros), pero pasaron con más pena que gloria, e incluso algún espectáculo era malo de necesidad.

Celso Sanmartín

Con “Contos que non falten”, Celso Sanmartín llenó la terraza de la Cafetería Valle-Inclán de espectadores ávidos de risas y de historias y no defraudó. Su repertorio es amplio, bebe de la tradición oral y visual, de escuchar y observar con atención todo lo que le cuentan y enseñan para transmitirlo luego con un estilo muy personal. Ingenuo, a la antigua usanza diría yo, respetuoso, escogiendo las palabras más sutiles, nada altisonante, sin edulcorantes que despisten al público. Con sencillez, una voz que acaricia las palabras, una memoria cargada de historias que se van entrelazando sin forzar y un ligero movimiento de manos y brazos para dar forma al aire que le rodea. Nada más y nada menos.

REDRUM Producciones

Empezamos con “Currículum vitae”, de Redrum Producciones, en la Vinoteca La de Bur. Preestreno o avance de un espectáculo, que aún está en fase de producción y ensayos, sobre las entrevistas de trabajo con textos de autores bien conocidos. Trabajo que está muy verde sobre todo en lo que respecta al ritmo, al tono, y a la interpretación de Guillermo Carbajo y de Mónica García (un poco mejor que su compañero), y con una necesidad urgente de dirección.

Bucanero

Seguimos con “Kungfundidos”, de Bucanero, en el Mesón A Cabaña. Un espectáculo perfectamente prescindible. Repetitivo hasta el hartazgo por falta de ideas. Pedro Picos y Xosé Bonone tienen buena disposición pero necesitan con urgencia un guionista.

Tonhito de Poi

Tonhito de Poi, en A Reserva con “O importante é non levar un jolpe na cabesa”, es otra cosa. La mezcla de pop-rock y letras con retranca contra lo políticamente correcto y la hipocresía social le funciona muy bien. Es un personaje natural, creíble, alternativo y comprometido. Llenó el local con muchos seguidores que conocían sus letras de cabo a rabo. Uno de ellos, incluso, le acompañó en un tema. Una pena que, por lo que respecta al sonido, me tocase el peor lugar de la sala.

Antón Coucheiro

En el Bodegón O’Pescador, Antón Coucheiro con “Hola, veño do futuro” me defraudó. Por su presentación formal y estética esperaba algo más novedoso. Ofrece los números de siempre envueltos en cuero negro. Tiene dotes de cómico, pero faltan ideas y no sé si existe un lugar donde comprarlas a parte de la propia imaginación.

César Cambeiro "Montego"

A César Cambeiro “Montego”, en la Cafetería Colón con “Estado crítico. Que sabemos do cariño?”, le faltan tablas, soltura y gracia para este tipo de trabajo en el que uno está “solo ante el peligro”. Además, sus historias piden a gritos algo de lija y un poco de adobo.

Evaristo Calvo

Produccións Teatrais Excéntricas: Evaristo Calvo y Piti Sanz, en la Cafetería A Bombonera, con “Aprende a ser feliz”, contra todo pronóstico pincharon. Eran uno de los platos fuertes del programa, sus antecedentes y su calidad son un aval que pocos pueden lucir. El texto es bueno, pero a Evaristo, además de no ser Quico Cadaval, le faltan unas cuantas actuaciones más para cogerle el punto.

Os de Ría Íntimos

Con “Chinchín” en el Pub Twenty, Os da Ría Íntimos, se convirtió en el peor espectáculo que he podido ver en décadas. Aunque mi opinión sólo sea una más entre tantas, siento ser tan sincero porque seguramente viven, o lo intentan, de este trabajo. Ni música, ni letras, ni temas elegidos, ni puesta en escena, a pesar de mi buena voluntad, merecen una reseña.

Mentalini

Utiliza algunos recursos interesantes pero no suficientes para que su espectáculo pase de un regular intento por epatar. Además, Mentalini llegó tarde y apurado (imperdonable para un profesional) al Pub O’Patacón para representar “Mentalismo: tsunami mental”. La estética moderna no está mal, pero las bromas fáciles archiconocidas resultan cansinas.

Triatreros

Con Triatreros me sorprendí tanto como el año pasado con Absurdia (ver reseña en intrusosenlared). Gente joven con ganas de disfrutar sobre el escenario haciendo participar al público, sin prejuicios y sin ínfulas, aprendiendo con cada función y formándose. Su espectáculo “Improperio” en la Cafetería Baños Vellos gustó y divirtió. Necesitan tiempo y rodaje pero apuntan buenas maneras.

Alféizar

Para disfrutar con Alféizar hay que asistir con predisposición al disparate musical y a una puesta en escena travestí y cañí sesentera que recuerda a Paco Clavel. Con “Unha vida dedicada ao triunfo” en el Pub Divinity conquistaron al poco público que acudió a verlos. No están mal, aunque reconozco que yo no estaba para tantos meneos y quizás esa circunstancia me impidió verlos con más empatía.

Martín Camiña

En la Cafetería Xorima, con “Encantamientos”, Martín Camiña encantó a los muchos niños que fueron a verle. En realidad no deja de ser un mago simpático, muy al uso actual, con los números de cartas y cuerdas típicos de este tipo de espectáculo, pero está bien en lo que está.


Isabel Risco (Isa)


Y clausuramos en la Cervexaría Dublín con “Isi+Isa nunha encrucillada” donde José Manuel Rodríguez (Isi) e Isabel Risco (Isa) hicieron lo que mejor saben hacer con su estilo marca de la casa. Ella caracterizada de heroína celta cabreada en un gag bastante redondo y logrado, muchísimo mejor que en su actuación del  año pasado (ver reseña en intrusosenlared), mucho más equilibrada en la dicción sin perder su brutalidad característica. Y él, como acostumbra, atropellado, con cientos de anécdotas en la cabeza que bullen por salir, que gusta mucho o nada según qué tipo de espectador te lo cuente y que en Carballo hizo una faena de aliño aceptable.

 
José Manuel Rodríguez (Isi)


El próximo año más y esperamos que mejor. Salud