martes, 22 de febrero de 2011

23 DE FEBRERO DE 1981

23 F

ANECDOTARIO PERSONAL

De izquierda a derecha: Tierno Galván, José Doldán, Jorge Enjuto,
Santiago Pazos y José Mª de la Viña en el salón de actos del
InstitutoAlfredo Brañas de Carballo el 3 de diciembre de 1976.

El 23 de febrero de 1981, a las 18,30 horas, me encontraba esperando a Raúl Morodo en su despacho de la calle Eduardo Dato de Madrid. El Partido Socialista Popular (PSP) del que yo había sido militante y él Secretario General ya se había disuelto en las filas del PSOE. Tierno era alcalde de la capital y Raúl, separado de cualquier militancia partidista, había sido nombrado Rector de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Yo tampoco me afilié al PSOE, me parecía demasiado moderado para mis ideales de socialista utópico.
Un mes antes, Morodo me había contratado para trabajar por las tardes dando información sobre los cursos de verano de la UIMP y poder así costearme la estancia en el Colegio Mayor San Juan Evangelista, (el emblemático Johnny) donde vivía, para continuar con mis estudios, estaba en segundo curso, de Sociología en la Universidad Complutense. Y la cita de aquella tarde era para darle las gracias, transmitirle saludos de nuestro común amigo Jesús Rodríguez Conde, y comentar ciertos problemas de intendencia que yo tenía en aquellos momentos.
No pudo ser. Sobre las 18,30 sonó el teléfono. Raúl avisaba a su secretaria del asalto al Congreso y le comunicaba que no acudiría al despacho, que estaba de camino hacia un lugar seguro, y  que nosotros debíamos marcharnos rápidamente.
Llamé a José Serra, un amigo que vivía en Fuente el Saz del Jarama, un pequeño pueblo cercano a la sierra madrileña, para pedirle que me recogiese y me diese cobijo aquella noche mientras esperaba el desenlace de los acontecimientos y pensaba como salir hacia Portugal si las cosas se ponían más feas. Recuerdo que a pesar que el discurso del Rey me tranquilizó, no dormí nada en toda la noche.
El desarrollo de aquél histórico y triste día ya lo ha contado gente más experta y protagonista que yo. El día 27 acudí a la gran manifestación por la Democracia y la libertad que se celebró en Madrid. Nunca había visto tanta gente junta.  Iba entre el gentío que seguía la pancarta del ayuntamiento, con Tierno Galván, precedido por los maceros de la alcaldía, a la cabeza. (El VP tan ceremonioso como de costumbre).
Hace cinco años me llevé una sorpresa. El periodista Xosé Manuel Pereiro publicaba en http://www.sihomesi.com/ (año 2006) la lista de 500 nombres de demócratas supuestamente peligrosos, (aún se puede consultar esa lista en el enlace citado), controlados el 23 F por la Jefatura Superior de Policía, entre los que me encontraba.
Me extrañó por no ser yo persona conocida más allá de los círculos políticos de Carballo, pero recordé entonces algo que me había pasado cinco años antes del golpe. En noviembre de 1976, tenía yo 18 años, cuando preparábamos en las juventudes del PSP la visita de Tierno a Carballo para dar una conferencia en el Instituto Alfredo Brañas, (que al final pudimos celebrar como podéis comprobar por la foto y el permiso del Gobernador Civil), me detuvo la policía social. Querían saber todos los pormenores de la visita, así como nombres de los implicados, etc. Después de pegarme y amenazarme con torturarme con un aparato para aplastar los dedos de las manos que me enseñaban amenazantes, me ficharon y me dejaron marchar gracias a que mi padre había avisado al abogado y amigo Jesús Rodríguez Conde que acudió a interesarse por mí.
Supongo que aquella ficha fue a parar a la caja de donde sacaron la lista de los 500 nombres. Gente que defendía la libertad y que el régimen consideraba el eje del mal.
Ya conocemos la gran historia, pero considero que no está de más contar éstas anécdotas, por llamarlas de algún modo, que no sólo viví yo. Seguro que las hay bastante más interesantes en cualquier pueblo español que podamos citar.
Aquél lunes 23 de febrero de 1981 por la tarde, Carmen (embarazada de su segundo hijo) y su marido Antonio partían en taxi desde Carballo para acudir al Hospital Juan Canalejo en A Coruña. A las nueve menos veinte nacía David, un parto duro según la madre, que no se enteró de que existía un Teniente Coronel de la Guardia civil llamado Antonio Tejero hasta el día 24 por la mañana. David cumple hoy 30 años y yo le felicito porque cada uno de esos treinta años los ha vivido en libertad.

Permiso del Gobierno Civil


SEGUNDA PARTE

Cuando David y los jóvenes de su generación, y más aún los que rondan hoy los 20 años, ven las imágenes famosas del Congreso de los Diputados con Tejero y sus secuaces, pistola en mano, disparando al aire, deben pensar que pertenecen a otro país o a una secuencia de cualquier serie televisiva. Y en cierto modo tienen razón. Ya lo decía Alfonso Guerra “a este país no lo va a conocer ni la madre que lo parió”.
Y sí, la España de hoy poco tiene que ver con aquélla de 1981. Pero desde mi punto de vista nos equivocamos si pensamos que el golpe fracasó en la totalidad de sus planteamientos. Es cierto que ganó la democracia, pero los efectos de aquella peligrosa carnavalada ralentizaron y moderaron los cambios que la sociedad española necesitaba.
Y sí, también la Transición es un ejemplo de cambio pacífico, sin ajuste de cuentas, de una dictadura a un sistema democrático, pero la sombra del miedo tuteló todo el proceso. Ese miedo no lo sufrieron los hijos del fascismo, que siguieron manteniendo muchos de los privilegios adquiridos. Ese miedo lo sufrimos los derrotados en la guerra civil, y los que ya habíamos nacido con él en el cuerpo como si de una seña de identidad se tratase.
Y podemos decir que la sombra del golpe aún planea hoy sobre nuestras cabezas cuando vemos que al juez Garzón quieren juzgarlo por investigar las masacres cometidas después de terminada la guerra. Y podemos comprobarlo en los ataques de la derecha a la Ley de Memoria Histórica, que sólo pretende que los familiares de las víctimas puedan dar una honrosa sepultura a los paseados y ajusticiados que yacen en las cunetas de España.
Incluso ahora, en el siglo XXI, algunos herederos de la dictadura pretenden reescribir la historia. Y con la ayuda de potentes TDT, algunos periódicos y editoriales, vociferan esa revisión sin sonrojarse. Conscientes de que una mentira repetida hasta la saciedad termina por convencer a más de un incauto.
También considero que los demócratas, y la izquierda especialmente, debimos ser más exigentes, ir un paso más allá. Cuando miro hacia atrás en el tiempo, no sé si tanta prudencia se justifica. Y  podéis creerme si os digo sinceramente que  no hago esta autocrítica con rencor, porque las conquistas fueron muchas y muy importantes.
Por eso, siempre que tengo oportunidad insisto , tanto a David y a su generación como a los jóvenes que nacieron después, que no bajen la guardia, que participen a su modo para mejorar lo que nosotros hicimos mal, que no den por ganada para siempre una libertad que aún tiene muchos enemigos.

    
 SANTIAGO PAZOS

NOTA AL MARGEN: Como la historia tiende a repetirse, hoy, en 2012, podemos ver que con otros métodos más sofisticados y presuntamente democráticos, los derechos y las libertades siguen estando en peligro y en algunos aspectos ya los hemos perdido. 

11 comentarios:

José María de la Viña dijo...

Genial Santi. Genial. (Viña)

Anónimo dijo...

Moi interesante, contigo sempre aprendo algo Santiago. Polo menos leer esto dame para reflexionar e a xente que o lea espero que tamén o faga que xa non é pouco...valorar o que temos é moi importante para que nunca nos falte. Por desgracia coñezo moita xente que non valora a libertade quizá porque non carecio dela. MANU

Anónimo dijo...

santi, eu son dos que vivin aquelo, quizaisw a xuventude de aquel momento tiñamos outras inquedamzas, que non teñen agora, eramos mais revolucionarios, viamos a vida de outra maneira. A xuventude de agora, non experimentaron nin falta que fai Pero a confianza que teño nela e moita, estou seguro que si se producise a situacion acaecida ese temido 23, a xente non permitiria que lograse o seu obxetivo.Penso ademais que os militares de hoxe en dia, a inmensa maioria apoiaria o pobo, cousa que naquel momento tiñamos as nosas dubidas, pois ainda quedaban moitos dos que si vivian mellor co fascismo.De todas as maneiras tou dacordo contigo de que non debemos baixar a guardia, xa que os poderes facticos , o capital, sigue pululando.

santipazos dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Yo tengo mucha confianza en el compromiso de la juventud actual. Pero creo imprescindible que los que vivimos otras circunstancias contemos la cosas como nosotros las percibimos.

Manuel L. Pan dijo...

Boas Santi,

Como sempre é interesante lerte.

Por certo, pola saúde dos meus ollos cambia o tipo de letra do blog por unha Arial ou Verdana, que a actual faime daño aos ollos, e si en vez de blanco lle pos un gris clariño moito mellor.

saúdos e noraboa.

santipazos dijo...

Gracias por las recomendaciones. Intentaré mejorarlo. saludos y bienvenido

Anónimo dijo...

Hola, acabo de dar contigo....y conmigo!
Seguí la senda que me recomendaste y "me atopé".
En el fondo soy una gamberra, desafiante e incluso irreverente.
Ladran, luego cabalgamos.
Ya estás en mis favoritos.
Un beso y estoy orgullosa de ser tu amiga.
Boas noites.

santipazos dijo...

Gracias. Ya puedes disponer de mi salón y de todo lo que contiene.La irreverencia, no así el desdén, es un camino perfecto para defender la libertad.

Anónimo dijo...

Un non debe ser tan egocéntrico. Xa que publicas unha foto da conferencia de Tierno no salón de actos do Instituto Alfredo Brañas, considero que é de ben agradecidos facer constar que nesa famosa lista tamén aparecía outro carballés xa desaparecido, e que está ao lado do Prof. Tierno: o avogado carballés JOSÉ DOLDÁN CONCHADO.

santipazos dijo...

Siento que te moleste, pero para hablar de mi experiencia personal no tengo más remedio que contarlo en primera persona. No menciono a nadie más de la famosa lista y remito a ella sin más comentarios para que quién quiera buscarse lo haga. Y ya puestos, podríamos citar a otros que también aparecen como Jesús Rodríguez Conde, Víctor Do Pazo, o josé Rey (todos ellos militantes del PSP, y aún hay más.
José Doldán aparece citado en el pie de foto. Hizo la presentación de Tierno en el mitin cuando el que aparece en el permiso gubernativo, como bien puedes comprobar, soy yo. Es un tema del que también podría haber hablado y no lo hice porque pertenece a las interioridades organizativas del PSP y a los celos entre compañeros de partido. Tema que creo no interesa a nadie más que a mí que fui el perjudicado. Saludos

guiomar dijo...

Al comentario "egocéntrico":
Tenías que haberte parado a leer el pie de foto y así habrías encontrado a quien buscabas.
Me desesperan un poco este tipo de comentarios picajosos sobre todo en un blog que acaba de nacer y del que ojalá tengamos la suerte de disfrutar largo tiempo. Quizá sea una intolerante con poca paciencia, lo siento, pero alabo la de Santi al contestar y dar cumplidas explicaciones.

Me resultó muy interesante esta entrada y muy adecuada para los vientos de desafección que desgraciadamente soplan.